martes, 2 de noviembre de 2010

MARCO TEORICO


El nombre de carcinoma hace referencia a la naturaleza epitelial de las células que se convierten en malignas. En realidad, en sentido estricto, los llamados carcinomas de mama son adenocarcinomas, ya que derivan de células de estirpe glandular (de glándulas de secreción externa). Sin embargo, las glándulas de secreción externa derivan de células de estirpe epitelial, de manera que el nombre de carcinoma que se aplica estos tumores suele aceptarse como correcto aunque no sea exacto. En casos verdaderamente raros hay cánceres escamosos de mama que podrían ser llamados más precisamente carcinomas. Estos tumores escamosos, verdaderos carcinomas estrictos, son consecuencia de la metaplasia de células de origen glandular.
Existen tumores malignos de mama que no son de estirpe glandular ni epitelial. Estos tumores, poco frecuentes, reciben otros nombres genéricos diferentes. Los sarcomas son producto de la transformación maligna de células del tejido conectivo de la mama. Los linfomas derivan de los linfocitos, un tipo de glóbulos blancos que procede de los ganglios linfáticos. En general, los linfomas no son tumores raros, pero es raro que un linfoma tenga su lugar de origen en una mama y no en otras regiones del organismo.
El cáncer de mama, al igual que cualquier tipo de cáncer, provoca algunos efectos físicos graves. Mostly, the severity of breast cancer effects depends on the treatment chosen by the doctor. Sobre todo, la gravedad de los efectos del cáncer de mama depende del tratamiento elegido por el médico. Breast cancer and its treatment affects everyone differently, varying from person to person. El cáncer de mama y su tratamiento afecta a todos de manera diferente, variando de persona a persona.
Algunos primeros efectos físicos del cáncer de mama, algunos incluso antes del diagnóstico, incluyes hinchazón, irritación de la piel de los senos, engrosamiento de la piel del seno, la secreción que no sea leche materna, el malestar del pezón y cambios en la apariencia de los senos.
TIPOS DE CANCER

Existen dos tipos principales de cáncer de mama: El carcinoma ductal que comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta al pezón. La mayoría de los cánceres de mama son de este tipo. El carcinoma lobulillar comienza en partes de las mamas, llamadas lobulillos, que producen leche.
En raras ocasiones, el cáncer de mama puede comenzar en otras áreas de la mama. Muchos cánceres de mama son sensibles a las hormonas estrógenos, lo cual significa que el estrógeno hace que el tumor canceroso mamario crezca. Este tipo de cáncer se denomina cáncer positivo para receptores de estrógenos o cáncer positivo para RE. Algunas mujeres tienen lo que se conoce como cáncer de mama positivo para HER2. HER2 se refiere a un gen que ayuda a que las células crezcan, se dividan y se reparen ellas mismas. Cuando las células tienen demasiadas copias de este gen, las células (incluyendo las cancerosas) se multiplican más rápidamente. Los expertos piensan que las mujeres con cáncer de mama positivo para HER2 tienen una enfermedad más agresiva y un riesgo mayor de recurrencia que aquellas que no tienen este tipo de cáncer.
FACTORES DE RIESGO NO MODIFICABLES
Edad y género: El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que uno envejece. La mayoría de los casos de cáncer de mama avanzado se encuentra en mujeres de más de 50 años. Las mujeres tienen 100 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que los hombres.
Antecedentes familiares de cáncer de mama: Uno también tiene un riesgo más alto de padecer cáncer de mama si tiene un familiar cercano que haya padecido este tipo de cáncer, al igual que cáncer uterino, cáncer ovárico o cáncer de colon. Alrededor del 20 al 30% de las mujeres con cáncer de mama tienen antecedentes familiares de la enfermedad.
Genes: Algunas personas tienen genes que los hacen más propensos a desarrollar cáncer de mama. Los defectos en genes más comunes se encuentran en los genes BRCA1 y BRCA2. Estos genes normalmente producen proteínas que lo protegen a uno del cáncer. Pero, si uno de los padres le transmite a uno un gen defectuoso, uno tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Las mujeres con uno de estos defectos tienen hasta un 80% de probabilidades de padecer cáncer de mama en algún momento durante su vida.
Ciclo menstrual: Las mujeres que inician tempranamente sus períodos menstruales (antes de los 12 años) o llegan a la menopausia tarde (después de los 55) tienen un riesgo mayor de cáncer de mama.
OTROS FACTORES DE RIESGO
Consumo de alcohol: el consumo de más de 1 ó 2 vasos de alcohol al día puede incrementar el riesgo de cáncer de mama.
Parto: las mujeres que nunca han tenido hijos o que los tuvieron sólo después de los 30 años tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Quedar en embarazo más de una vez o a temprana edad reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
DES: las mujeres que tomaron dietilestilbestrol (DES) para evitar abortos pueden tener un mayor riesgo de sufrir cáncer de mama después de los 40 años. Esta droga se les suministraba a las mujeres entre los años 1940 y 1960.
Hormonoterapia: uno tiene mayor riesgo de cáncer de mama si ha recibido hormonoterapia durante algunos años o más. Muchas mujeres toman este tipo de terapia para reducir los síntomas de la menopausia.
Obesidad: la obesidad ha estado asociada con el cáncer de mama, aunque este vínculo es controvertido. La teoría es que las mujeres obesas producen más estrógeno, el cual puede estimular el desarrollo de este cáncer.
Radiación: si uno recibió radioterapia cuando era niño o adulto joven para tratar un cáncer del área del tórax, existe un riesgo significativamente mayor de padecer cáncer de mama. Cuanto más joven haya sido al iniciar la radiación, mayor será el riesgo, especialmente si la radioterapia se administró cuando a la mujer se le estaban desarrollando las mamas.
Los implantes mamarios, el uso de antitranspirantes  y el uso de sostenes con varillas no aumentan el riesgo de cáncer de mama. Tampoco existe evidencia de un vínculo directo entre el cáncer de mama y los pesticidas.


SINTOMAS
El cáncer de mama precoz generalmente no causa síntomas; razón por la cual los exámenes regulares de las mamas son importantes. A medida que el cáncer crece, los síntomas pueden incluir:
Tumores mamarios o tumoraciones en las axilas que son duras, tienen bordes irregulares y generalmente no duelen. Cambio en el tamaño, forma o textura de las mamas o el pezón. Por ejemplo, se puede presentar enrojecimiento, agujeros o fruncimiento que luce como cáscara de naranja. Secreción de líquido proveniente del pezón, que puede ser sanguinolento, de claro a amarillento o verdoso, y lucir como pus. Los hombres también pueden desarrollar cáncer de mama y los síntomas abarcan tumoración mamaria, así como dolor y sensibilidad en las mamas.
Los síntomas del cáncer de mama avanzado pueden abarcar:
  • Dolor óseo
  • Dolor o molestia en las mamas
  • Úlceras cutáneas
  • Hinchazón de un brazo (próximo a la mama con cáncer)
  • Pérdida de peso
OCHO PUNTOS FUNDAMENTALES PARA PREVENIR EL CANCER DE MAMA
1. Autoexamen de seno: Consiste en detectar durezas, bultos u otras anormalidades en el seno con una rutina sencilla indolora y gratuita. La meta del autoexamen es que cada mujer se encuentre anormalidades en sus senos asista al médico inmediatamente.

2. Mamografía: Es una radiografía de los senos que se utiliza para encontrar tumores en el seno. Se debe realizar preferiblemente cada año y obligatoriamente a partir de los 50 años. Las mujeres que tengan o tuvieron un familiar cercano con cáncer, deben empezar las mamografías anuales más temprano de la edad en que a dicho miembro de la familia se le diagnosticó cáncer. Se puede realizar una mamografía diagnóstica a cualquier edad, si el especialista lo considera necesario.

3. Control médico anual: Se recomienda acudir anualmente al médico para que éste le realice un examen clínico (físico) con el fin de detectar masas e identificar posibles tumores. Ante cualquier anormalidad en el examen físico o la mamografía la paciente debe ser remitida al especialista.
4. Prueba de receptores hormonales: Se realiza para determinar que tan dependiente de las hormonas es el cáncer de seno. Si el resultado de la prueba es positivo el tratamiento con hormonoterapia es altamente efectivo, si el resultado es negativo no se debe dar hormonoterapia.

5. Prueba HER2: Determina si el tipo de cáncer expresa esta proteína. Si el resultado de la prueba es positivo se deben administrar tratamientos específicos que controlan la enfermedad. Si ésta prueba no se realiza y la paciente tiene cáncer HER2 positivo la enfermedad cobrará rápidamente la vida del paciente.


6. Prueba ganglio centinela: Prueba que determina si es necesario extraer o no todos los ganglios de la axila (vaciamiento axilar). Sólo debe ser realizada por especialistas en mama con la tecnología y experiencia requerida. Es útil para estados clínicos en que no se sospeche compromiso de ganglios. El resultado negativo del ganglio centinela hace innecesario el vaciamiento axilar, el resultado positivo para el tumor, obliga a realizarlo.

7. Prontitud para el tratamiento: Toda mujer con cáncer de seno requiere tratamiento oportuno que debe comenzar antes de un mes de haberse confirmado la enfermedad.

8. Reconstrucción mamaria: Toda paciente que requiere Mastectomía tiene derecho a la posibilidad de reconstrucción inmediata si la paciente lo desea y no hay contraindicaciones médicas. La reconstrucción diferida también ofrecerse como parte integral del manejo de la paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada